Deja un comentario

La mitad de los conductores de motos delivery no cumple con el uso del casco

Según un estudio, la mayoría tampoco usa el chaleco reflectivo, aunque no es obligatorio. Muchos trabajan en negro y buscan aprobar una ley para registrarlos.

DeliveryLos datos son elocuentes, alertan y piden más atención y regulación. En la Ciudad, la mitad de los repartidores que andan en moto no usa el casco reglamentario y la mayoría no se pone el chaleco reflectivo. Además, muchos –se estima que son más de 3.000– están fuera de todo sistema. Los datos surgen del estudio realizado por una ONG de seguridad vial, que también sostiene que cada vez hay más accidentes y faltan los controles, sobre todo a la noche. El estudio se relaciona con los datos de la Defensoría del Pueblo porteña, que concluyó que en 2014 y por primera vez en una década, los motociclistas superaron a los peatones entre las víctimas fatales por siniestros viales.

Estos datos sostienen los que distintas partes vienen denunciando: los repartidores de comida hoy son los más vulnerables dentro del rubro porque, en general, y salvo excepciones entre algunas empresas y locales específicos, la mayoría trabaja en forma precaria, en negro, y sin las condiciones de seguridad necesarias que los pequeños comercios no pueden garantizarles o directamente no implementan.

El estudio, de la ONG Mutandis, se basó en un relevamiento que se hizo en febrero y marzo últimos en diferentes puntos de la Capital sobre 2.000 casos. El objetivo, según define el trabajo, fue “relevar el uso de cascos, luces, y elementos reflectivos (chalecos) en los repartidores en moto (delivery). Los resultados verificados son preocupantes y coinciden con el crecimiento de la siniestralidad que informó la Defensoría”, concluye en estudio.

Durante 24 días, de jueves a sábados de 20 a 0, la ONG relevó diez lugares: cinco en la zona Centro y Norte de la Ciudad, y cinco en el Sur y Oeste. En la primera el 39% no usaba el casco reglamentario, o lo llevaba mal colocado, el 41% no tenía las luces encendidas y el 80% no llevaba el chaleco reflectivo. Y en la otra, el 58% no llevaba el casco como correspondía, el 51% no tenía luces encendidas y el 93% iba sin chaleco reflectivo.

“Junto al aumento sostenido de las ventas de motos” la siniestralidad entre quienes las manejan “crece año a año en la Ciudad”, concluyó la ONG. Además de poner a repartidores de comida en un segmento especialmente en riesgo: “Estos chicos son jóvenes sin experiencia conductiva ni formación teórica, sus ingresos dependen sobre todo de las propinas (cuantas más entregas hacen más recaudan para ellos) y por eso son proclives a no respetar las normas de tránsito y a no tomar las precauciones para una conducción segura, por eso corren un riesgo mayor de ser atropellados”.

La ONG propone que la Ciudad promueva distintas medidas como regularizar la situación laboral, darles ART, obra social, aportes y los beneficios de estar encuadrados en una ley. También pide que se cree una licencia profesional. “Se puede educar, capacitar, controlar e intervenir en la condición precaria”, explicó Ernesto Laboye, director de Mutandis.

Mariano Robles, del sindicato Motokeros Trabajadores Argentinos (MTA), que agrupa a “unos mil mensajeros pero también a delivery”, dijo que “el principal problema es la explotación de jóvenes que trabajan mucho, rápido y mal” para que les rinda el día. “Acá, en vez de incluirlos al sistema, se los excluye: es un sistema perverso”, contó.

Maximiliano Arranz, secretario adjunto de la Asociación Sindical de Motociclistas Mensajeros y Servicios (ASiMM), con 5.000 inscriptos, sostuvo que ellos “luchan” contra la precarización. “Dentro de esta asociación hay unos 600 delivery contemplados por los convenios colectivos, pero afuera hay otros miles que todavía necesitan ser incluidos”, advirtió.

Desde el Gobierno porteño dijeron que continúan con los operativos para verificar que las motos estén en regla y el uso del casco. Y explicaron que la fiscalización de la relación laboral de los delivery con sus empleadores no corresponde a los controles de tránsito. Sin embargo, aseguraron que, junto a los sindicatos y a legisladores trabajan para reglamentar una ley de 2009 para crear un registro de repartidores y regular la actividad.

Fuente: texto e imagen publicados por Clarin.com (21/4/2015)

Seleccionado por Erreius

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: