Deja un comentario

Jubilados y pensionados deberán registrar huellas digitales para cobrar

La ANSES dictaminó que se tomen los datos biométricos de todas las personas de la tercera edad que perciban haberes con el organismo. Podría extenderse a planes sociales. Los nuevos cajeros automáticos deberán incluir un lector de huellas.

373576La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) anunció el nuevo sistema de pago de pensiones y jubilaciones a partir de 2015, por lo que unos 7 millones y medio de personas tendrán que registrar sus huellas digitales para percibir sus haberes previsionales.

La medida fue comunicada a través de la Resolución 648 publicada este martes en el Boletín Oficial. El texto establece que los bancos serán los encargados de tomar los datos biométricos tanto de los beneficiarios como de los apoderados que retiran el dinero en su nombre.

Ese no será el único cambio: en cada sucursal, deberán instalarse los llamados “tótems biométricos” para que aquellas personas que ya se hayan registrado puedan realizar una serie de trámites luego de haberse identificado con su huella y un documento.

Además, la resolución establece que a partir de junio de 2015 todos los cajeros automáticos que se incorporen en cualquier lugar del país deberán contar con un lector de huellas digitales.

La norma incluso deja abierta la posibilidad de que el sistema sea luego ampliado a los beneficiarios de planes sociales como la Asignación Universal por Hijo.

De acuerdo a Infobae, aún no hay una fecha para el inicio del trámite. Tampoco un plazo máximo para haberlo terminado. En principio, la idea es que se empiecen a tomar las huellas de jubilados, pensionados y apoderados cuando vayan al banco a realizar algún trámite. Pero los detalles de la medida serán recién dados a conocer la semana que viene.

El sistema de registro

Para la inscripción, cada jubilado, pensionado o apoderado deberá presentarse en la sucursal bancaria en la que cobre sus haberes. Allí le pedirán las huellas de sus dos pulgares y sus dos índices (u otros dedos en caso de no ser posible tomar esos cuatro); su número de CUIL y una serie de datos personales, que incluyen el domicilio, el teléfono celular, el teléfono fijo y un correo electrónico.

Toda esa información será luego enviada a la ANSES a través de un sistema encriptado. El enrolamiento quedará pendiente “hasta tanto se realicen las validaciones correspondientes que determinen la veracidad de la huella dactilar recabada”, según indica el Anexo II de la resolución.

Si la huella dactilar y el CUIL son validadas sin problemas, el enrolamiento será aceptado. Cuando no resulte posible realizar la validación, el enrolamiento recibirá un aceptado provisorio. En caso de que la huella y el CUIL no coincidan, el trámite será rechazado y se informará al banco correspondiente.

Además del incremento en la seguridad para la comprobación de las identidades, la Anses destacó que el sistema permitirá una consulta inmediata del estado de CUIL del beneficiado para conocer su “última fecha de fe de vida registrada”, un recurso más para evitar estafas de personas que cobran los haberes por personas ya fallecidas.

Fuente: texto e ilustración publicados por iProfesional.com (30/12/2014)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: